Atemporalia Blog

Me gusta Madrid 0

“Quien tuvo, retuvo”

La vuelta de las vacaciones suele ser dura, pero mira: lo bueno es que las hemos disfrutado. Y ya en Madrid pues nos proponemos mantener el espíritu de disfrute. Como hay muchos blogs de planes, yo me voy a los pensamientos: “Quien tuvo, retuvo”. Y al hilo de este pensamiento, no me puedo resistir a dejaros una recomendación para...

0

Algo se está perdiendo…

Algo se está perdiendo… No quería escribir sobre este tema en verano precisamente, pero me dice una amiga que los becarios de su trabajo no saben quién era María Dolores Pradera. En fin, que el día que pasó “a mejor vida” y Twitter se inundó de sus canciones, fue la primera vez que oyeron su nombre. Y me diréis:...

0

Titular definitivo: “Show must go on”

Fundo a negro. He estado a punto de publicar un post vacío para ver cómo reaccionaban los lectores, pero me he arrepentido y me he conformado con una foto en negro. Al fin y al cabo, hace falta una trayectoria muy larga, es necesario haberlo hecho todo y haberlo bailado todo para construir algo como el espectáculo que presentó...

0

Tropezar con la felicidad

He tropezado gracias a mi “media naranja” con otro de esos libros que hacen que recuperes la cordura. Se trata de “Stumbling on happiness”, de Daniel Gilbert, afamado psicólogo de la universidad de Harvard al que tuvo ocasión de escuchar en una charla. Gilbert, a través de sus investigaciones, ha concluido que nuestras creencias sobre lo que nos hace...

0

¿Qué hace un director de teatro?

He ido al teatro a ver Dos nuevos entremeses, “nunca representados”, de Cervantes, en el Teatro de la Abadía. Cuando amablemente nos acomodan y nos dan el programa de mano, advertimos un cuidado mapa de Alcalá de Henares que contiene la ficha técnica y artística de la obra, encabezada por el título de la misma y nombre del célebre...

0

Mensaje navideño o “llamadme moñas”

Llegados a esta época del año, me encuentro con la campaña navideña de una conocida cadena hotelera que nos propone reconectar con la fuente de nuestra felicidad. Para ello, basan su mensaje navideño en la palabra japonesa “ikigai”, que significa “la razón de vivir”.