El amor es un misterio

Perdona si te mato, amor. Foto cortesía de Teatro Español

Foto cortesía de Teatro Español

Casualidades del destino que me topé con la obra “Perdona si te mato, amor”… Porque es una casualidad encontrarse a una antigua profesora en Zaragoza y que te diga que vive a caballo entre dicha ciudad y Madrid, porque su pareja está en el Matadero haciendo una obra de teatro, y que buena parte del elenco y del equipo técnico es Maño, entre otras curiosidades. La verdad es que ir al Matadero, sea cual sea la actividad que programa, siempre es tentador; y visitar las Naves que albergan parte de la programación del Teatro Español, pues también.

http://www.mataderomadrid.org/naves-del-espanol.html

Como “la curiosidad mató al gato”, allá que voy. Me encuentro un texto con mucho humor, en gran parte negro, en el que los asesinatos no parecen tener ningún secreto, pero el amor es un misterio. Las  armas usadas son corbatas de seda, calcetines viudos y sirope de fresa; el móvil del crimen son las señoras que se cuelan en el supermercado, las tarjetas “black”, los politicuchos que timan a la población, y maldades varias que atormentan a los asesinos en serie. Detectives y fiscales con dudosas tendencias criminales, porteras con habilidades detectivescas, catadores de veneno y víctimas que acaban siendo culpables, completan el enredo.

Un trabajo actoral que se desdobla (los actores interpretan a varios personajes) y una escenografía que va de lo teatral a lo cinematográfico, hacen que el amor y el crimen se confundan en una pieza de entrenimiento que se queda en el Matadero hasta el domingo, pero que tiene cuerda para rato.

¡Buen fin de semana! Y, si podéis, disfrutad del teatro. Allí nada es lo que parece 😉

 

 

 

Mayte Segura

Thinking, dreaming, writing...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Clic de playmobil subiendo una cuesta
“Me cuesta la cuesta”

  Ha llegado tan revuelto este primer mes de 2015 que no hemos hablado ni de la famosa "cuesta de...

Cerrar