«Me cuesta la cuesta»

Click de Playmobil en la cuesta de enero

Me cuesta la cuesta

 

Ha llegado tan revuelto este primer mes de 2015 que no hemos hablado ni de la famosa «cuesta de enero». También es verdad que llevamos tanto tiempo inmersos en la crisis, que lo de enero ya pasa desapercibido. Pues aún así, como dice mi hija cuando sube una pendiente muy pronunciada, a mi la «cuesta me cuesta». Dicen que es todo psicológico pero, oye, es que la «psique» es una parte muy importante del ser humano…

En estos tiempos en los que está mal visto decir, o incluso insinuar, que «no puedes con la vida», yo digo que: será psicológico pero, realmente, hay veces que tienes que pensar mucho para que la cuesta arriba no exprima todas tus fuerzas. Lo bueno es que contamos con recursos (casi todos psicológicos también) para ver las cosas positivas y seguir adelante. Y tenemos personas a nuestro alrededor que reconocen las cosas malas y las buenas a partes iguales, las comparten, y nos ponen en perspectiva. Son estas personas con las que a veces hacemos fiesta y a veces psicoterapia 😉

Mayte Segura

Thinking, dreaming, writing...

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. JCB dice:

    Muy buena reflexión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Copa de vino y de cerveza con El Pilar de Zaragoza de fondo
2015 razones para brindar por el nuevo año

  Seguro que si nos ponemos a pensar, entre todos, sacamos 2015 razones para brindar por el nuevo año. Como...

Cerrar