Placeres viejunos que me gustan

imagen de una entrada para el teatro

Hay cosas que no están de moda pero que, cuando ocurren, dan mucho gustito. Son placeres viejunos que tenemos olvidados y que, cuando nos sorprenden, nos iluminan los días. No somos conscientes de que los queríamos y los echábamos de menos hasta que vuelven a nosotros. Yo tampoco lo sabía, pero últimamente me he encontrado con varios de ellos en un espacio de tiempo tan corto que me han hipnotizado hasta la reconciliación con la especie humana (cosa esta de gran dificultad).

Aquí os dejo los “ratitos de gusto” que tan importantes me parecen:

– Una llamada telefónica. Una llamada, sí señor. No un mensaje de texto, ni de Whatsapp, ni de Facebook. Qué gusto coger el teléfono y ver que, no solo no es un teleoperador, sino que es alguien que sintió la necesidad de llamarte para quedar y verte.

– Unas cañitas espontáneas. Al fin y al cabo, en estos días en que la gente parece no tener tiempo para nada, que estés en el parque con tu hija y surjan unas cañitas espontáneas con la gente que vemos allí todos los días, es algo a lo que no estamos acostumbrados.

– Escuchar la radio. Ahora que ha vuelto Juan Luis Cano a M-80, además de 20:00 a 22:00 horas, he dejado de lado los telediarios, y la televisión en general. Y no creo que vuelva, aunque #YaVeremos 😉

– Unas entradas para el teatro. Se puede considerar algo normal, pero si además actúa un amigo, y es un fin de gira, como el de “Kathie y el hipopotámo”, pues la cosa ya adquiere otra dimensión. Un trabajo bien hecho, que llega a su fin, y que además puedes compartir, no se ve todos los días.

– Una cena con amigas. Este siempre es un “ratito de gustito” que merece la pena, pero si además descubres placeres más mundanos como el de la tarta de cerveza negra de La China Mandarina (plaza de Cascorro), pues ya se nos ponen los ojos en blanco…

Después de tan gratos placeres, es más fácil poner en perspectiva las cosas y apreciar lo que de verdad importa. Hay gente que ilumina nuestros días, y tenerla cerca siempre es un placer.

Mayte Segura

Thinking, dreaming, writing...

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Helga dice:

    Pues yo me acabo de dar el placer de leer tu post y le he dedicado más de 5 seg a tu blog. Espero que se convierta en viejuno con el paso de los años…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Mirar con ojos de agua

Hay temas universales en la literatura y en la vida; y el amor es uno de ellos. La belleza, la...

Cerrar