¿A qué dedicamos nuestro tiempo?

momo

Leo en el periódico que ya hay gente adicta al Whatsapp y me doy cuenta de la cantidad de tiempo que empleo cada día en la dichosa aplicación. No le quito mérito a la “cosita”, por la cantidad de asuntos que parecen resolverse a través de la misma pero, oiga, ¿ya no nos comunicamos en persona?

Asuntos banales, asuntos serios, cuentas con el casero, problemas propios y ajenos. TODO pasa por Whatsapp. Lo que más me preocupa es que he empezado a flirtear con mi pareja a través del “circulito verde”, vamos que le tiro más guiños y besos en emoticono que en persona. ¡Esto de verdad me preocupa!

A este hecho se le suma que estoy inmersa en la lectura del clásico juvenil “Momo”, de Michael Ende, en el que unos seres de apariencia humanoide y vestidos de gris roban el tiempo a los hombres. Y mi preocupación solo va en aumento… ¿A qué dedicamos nuestro tiempo en el día a día? ¿Nos han vendido una “moto” que hemos comprado demasiado fácilmente? ¿O es que estamos obligados a comprar esa “moto”?

No quiero ser alarmista, ni pecar de demagoga, pero creo que debemos pensar un poco y ver qué merece la pena realmente. Esto, probablemente, nos llevará a recuperar el tiempo perdido (en el mejor de los casos y si contamos con alguien como Momo) o, en su defecto, a usar el que nos queda en las cosas que verdaderamente importan.

Mayte Segura

Thinking, dreaming, writing...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
¿Para qué sirve un payaso?

Hoy que es martes y 13, y que además nos toca empezar a despedirnos definitivamente del verano, me dispongo a...

Cerrar