¡Ay, qué gustito pa mis orejas!

En los tiempos de las grandes producciones y de lo políticamente correcto hay decenas de oasis en las salas alternativas que nos refrescan en medio del desierto. No usan la publicidad porque no suelen disponer de recursos para ello y por tanto utilizan el boca a boca. “He visto tal cosa que me ha gustado” , “¿has ido a la sala off de tal teatro?, “ayer vi una obra súper divertida”.

En fin, el método más antiguo de promoción, que al parecer es suficiente para llenar de viernes a domingo y obligar a las salas a prorrogar. Este es el caso de “Mata a tu alumno”, un texto divertido y violento a la vez, del dramaturgo y guionista Carles Mallol que, con la precisa dirección de Gorka Lasaosa y tres espléndidos actores (Javier Albalá, Raquel Pérez y Jorge Clemente) para 6 personajes, sorprende y deleita.

Aunque en  el programa aparecen las funciones hasta el 11 de noviembre en la sala Intemperie, ya está confirmado que prorrogarán el espectáculo hasta al menos principios de diciembre. Y es que es un gusto tener tan cerca, en un espacio que permite verlo todo, un esfuerzo actoral tan grande, tan fresco y sin fisuras. Puedes reírte y escandalizarte al mismo tiempo, pero no puedes perder detalle de unos diálogos que ponen de manifiesto algunas de las taras de la sociedad moderna: la falta de diálogo en la familia, la banalización de las cosas, y la violencia. Todo ello, a través de una madre que vive entre clases de pilates y muffins, un escritor al que le gusta escucharse a sí mismo, y un hijo que necesita ser escuchado. Al mismo tiempo, una mujer que quiere saber por qué su marido ha matado a un alumno imitando el argumento de una novela, un marido que sufre bullying dentro y fuera de casa, y un hijo que, desde que su padre mató a su alumno, se siente con derecho a hacer lo que quiera.

No es una comedia, no es una drama, es todo junto y mucho más. Desde que la vi solo me viene a la cabeza esta estrofa de la famosa canción de Raimundo Amador: “Ay, qué gustito pa mis orejas”.

Mayte Segura

Thinking, dreaming, writing...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Me gusta Madrid
“Quien tuvo, retuvo”

La vuelta de las vacaciones suele ser dura, pero mira: lo bueno es que las hemos disfrutado. Y ya en...

Cerrar