Categoría: pensamientos

0

¿A qué dedicamos nuestro tiempo?

Leo en el periódico que ya hay gente adicta al Whatsapp y me doy cuenta de la cantidad de tiempo que empleo cada día en la dichosa aplicación. No le quito mérito a la “cosita”, por la cantidad de asuntos que parecen resolverse a través de la misma pero, oiga, ¿ya no nos comunicamos en persona? Asuntos banales, asuntos...

0

¿Para qué sirve un payaso?

Hoy que es martes y 13, y que además nos toca empezar a despedirnos definitivamente del verano, me dispongo a contaros para qué sirve un payaso (o un actor, o un músico, o un artista). Lo descubrí en “El minuto del payaso”, un monólogo en el que un gran Luis Bermejo desgrana en poco más de una hora los...

0

Candy Crush, ese submundo azucarado

En la semana del Thanksgiving americano y a un mes de la Navidad, he perdido la fe en la raza humana… No es que tuviera dicha fe intacta, no es eso, pero cargando con una barriga de embarazada y unas ojeras dignas del mejor insomne cada mañana, la cosa se ve de otra manera. Desde que salgo de casa,...

Entradas de cine y café 0

¿Agosto ya no es lo que era?

Aprovechando que me hallo sola trabajando en la capital, he ido al cine un día entre semana. La entrada me ha costado 3,90 euros (casi he llorado de la emoción). Por un momento, he pensado que me había equivocado y luego me he dado cuenta de que era uno de estos esfuerzos que hacen las salas por recuperar a...

Imagen del primer cumpleaños 2

¡Cumpleaños feliz!

¡Cumpleaños feliz… te deseamos a ti! (Pónedle música y veréis como funciona. Con música, todo funciona). Esta semana cumplo años, y mi blog también (un añito). Para celebrarlo, aquí os dejo el primer post con vídeo de la historia de Atemporalia. Y aunque es un post de celebración, no me marco un vídeo con la cancioncita de turno de Parchís, sino...

imagen de una entrada para el teatro 2

Placeres viejunos que me gustan

Hay cosas que no están de moda pero que, cuando ocurren, dan mucho gustito. Son placeres viejunos que tenemos olvidados y que, cuando nos sorprenden, nos iluminan los días. No somos conscientes de que los queríamos y los echábamos de menos hasta que vuelven a nosotros. Yo tampoco lo sabía, pero últimamente me he encontrado con varios de ellos en...